/ Las Ultimas / Internacionales | Economìa | Policìa | Ciencia y Tecnología | Personajes y | Invitadas/ Denuncia Ciudadana |

























Ser crítico con la verdad
12 de Abril de 2021

Carlos Ravelo Galindo, afirma:


Tiene toda la razón el historiador Lorenzo Meyer cuando advierte que hasta antes del primero de diciembre de 2018 México vivía en un ambiente de censura.


Pero que hoy la libertad de expresión está garantizada.


No obstante, critica que en los medios de comunicación hay una pluralidad sesgada que se enfoca en los tropiezos del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y no en los avances.


Hay que tener una prensa plural. La prensa tiene que ser libre. Sin libertad de prensa no hay democracia. Pero este medio de pluralismo es bastante ambiguo.


Puede haber uno por aquí y uno por acá, la pluralidad puede estar sesgada.


Rechaza el también profesor del Colegio de México que el Mandatario haya puesto en riesgo la libertad de expresión a través de sus señalamientos contra la prensa y personas que lo critican.


De hecho, asegura don Lorenzo Meyer que la libertad de expresión es un pilar de la Cuarta Transformación, y si en algún momento el presidente limita ese derecho y hubiera censura, “tocaría de muerte” a su proyecto político”.


Nosotros, que coincidimos con el filósofo Meyer, ofrecemos una humilde opinión.


Criticar de ninguna manera puede ser acusar, calumniar, hacer malos a todos. Es decir, destruir.


Un buen examinador, en cambio, es aquel que juzga, porque quiere ayudar a mejorar. Critica para empujar hacia arriba. Y comparte resultados.


El prevaricador es todo lo contrario. Goza al subrayar los aspectos negativos. Le disgusta el mundo que lo rodea y que tiene, por desgracia adentro.


Nos atreveríamos a calificar así a quienes abren la mano para no decir. O para mal calificar.


Hay muchos. Los leemos, desgraciadamente todos los días.


         No se debe difundir lo que no se ha comprobado. Rumores. Sospechas. O nos lo dijeron fuentes creíbles, como sucede con frecuencia.


         No dejemos de decir la verdad. Así de simple.


Y a propósito, algo sobre el mal y el bien que nos platica la doctora Rosa Chávez Cárdenas con su habitual ingenio.


Es un monólogo del Mal. De Augusto Monterroso, autor guatemalteco.        

                                                                                                                                                                      Un día el Mal se encontró frente a frente con el Bien y estuvo a punto de tragárselo para acabar de una buena vez con aquella disputa ridícula; pero al verlo tan chico el Mal pensó:


"Esto no puede ser más que una emboscada. Si yo ahora me trago al Bien, que se ve tan débil, la gente va a pensar que hice mal, y yo me encogeré tanto de vergüenza que el Bien no desperdiciará la oportunidad y me tragará a mí.


Con la diferencia de que entonces la gente pensará que él sí hizo bien, pues es difícil sacarla de sus moldes mentales consistentes en que lo que hace el Mal está mal y lo que hace el Bien está bien." Así el Bien se salvó una vez más.


Y una extra de la escritora:


A mí me llama la atención que siempre se habla, y con razón, de libertad de expresión.


Es obvio que hay que tener eso, pero lo que hay que tener, principal y primariamente es libertad de pensamiento.


Qué me importa a mí la libertad de expresión si no digo más que imbecilidades.


 Para qué sirve, si no sabes pensar, si no tienes sentido crítico, si no sabes ser libre intelectualmente, diría Emilio Lledó filósofo español


Y es cierto querida Lechucita.

craveloygalindo@gmail.com

 

Cuidemos a los niños
07 de Abril de 2021

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Con infinita gratitud a la escritora, periodista y poeta doña Rusia MacGregor que, desde su oriunda Colima, Colima, sugiere:

“De mis bendiciones, es para leerse una y mil veces Carlos querido. Siempre encontrará el lector algo nuevo, algo interesante, pero, sobre todo, ese estilo tan peculiar que te caracteriza en todo lo que escribes y haces. Es una Bendición leerte. Besos”.

También al colega José Antonio Aspiros Villagómez que pondera, propone, plantea, y expone una idea para la mesa directiva.

Sí, del Club Primera Plana. Al fin que no se trata de obras comerciales ni de escritores profesionales, sino de difusión y apoyo a los autores ocasionales, que somos muchos dentro del CPP.

“Estimado amigo: Veo en tus Nubes que a finales de este año se cumplirá una década desde que privilegiadamente fue editado tu libro Mis bendiciones.

Coincido con la valoración que hizo el maestro Raúl Gómez Espinosa acerca de la obra.

E insisto en que nuestro Club debería poner a trabajar a la comisión editorial, que se ha renovado en cada nuevo comité directivo sin muchos resultados.

Si no hay dinero para imprimir libros (o no hay padrino$ para todos), que hagan ediciones digitales, pero no con simples archivos de Word convertidos a PDF como hago yo en plan de aficionado con mis Textos reunidos y los de Norma mi esposa.

Sino de manera profesional: con portada y contraportada, diseño y formato, ilustraciones, corrección de estilo (muy necesaria), corrección orto tipográfica (inevitable) y, desde luego, su distribución o publicación por medios digitales”

Y luego de este auto vituperio, nuestra proposición sin mácula:

Los rasgos de un buen padre son corregir con firmeza, ser capaz de perdonar y no humillar a su hijo.

La recomendación de Pitágoras sigue vigente: “educa a los niños y no será necesario castigar a los hombres”

Tiene toda la razón el gobierno de Jalisco, cuando pide cárcel a los padres que maltraten a sus hijos.

Lo traemos a colación sobre ahora que, dicen, hay luz verde para abrir las aulas.

Al respecto pedimos la opinión de una eficiente maestra y doctora la jalisciense doña Rosa Chávez Cárdenas que sin más no escribe al respecto.

No omitimos sus puntos de vista. Dignos de tomarlos en cuenta.

El gobierno de Jalisco en plena pandemia se dio a la tarea de sancionar en asuntos privados. Se va directo a la amenaza, al castigo y a las multas económicas.

El tema se convirtió en asunto mediático, al aprobar una ley propuesta por el gobernador Enrique Alfaro, el Congreso de Jalisco.

Reformar los códigos penales y civiles de Estado, así como

la ley de los Derechos de los Niños, Niñas y adolescentes.

La reforma establece que la patria potestad confiere derecho, deber y responsabilidad al aplicar la disciplina de manera prudente en la crianza de los hijos, de manera que queda prohibido el castigo corporal.

Los papás que den nalgadas de manera severa podrían terminar en prisión de seis meses a cinco años o perder la tutela de sus hijos.

El niño puede hacer la denuncia cuando sea víctima de

castigo corporal. El juez será el encargado de ver si procede la denuncia del menor.

Queda la duda si la premura por aprobar la ley es cortina de humo o es un tema electorero.

La violencia intrafamiliar y cualquier tipo de violencia ya estaba tipificada como delito, incluso hasta quitarles a los hijos y dejarlos en resguardo de las instituciones y después de un tiempo por medio del juez decidir si regresan con sus padres.

La otra duda es por qué, no consultaron a profesionales expertos en el tema antes de aprobar la ley.

El problema actual en cuanto a disciplina es muy complejo: las familias están desintegradas, carecen de empleo, les falta autoridad con los hijos, no saben aplicar los límites, los niños son irreverentes y no respetan la autoridad.

Las consecuencias de la época actual son los problemas sociales que nos aquejan: abuso de drogas, embarazo en las niñas, obesidad, desintegración familiar.

Además, los causados por la pandemia: crisis sanitaria, económica, social, mental, pobreza y los que ya teníamos causados por la delincuencia y el narcotráfico.

El gobierno tiene la obligación de dar alternativas antes de enviarlos a prisión.

Se me ocurre, dice doña Rosa que sería ideal mandarlos a un retiro un par de semanas y ofrecerles terapia grupal, cursos de manejo de conflictos, control de impulsos, de nutrición para que aprendan

a alimentarse, así matamos dos pájaros de un tiro: la obesidad y la diabetes, además; muy importante de economía doméstica, porque gastan más de lo que ganan.

Se les hace fácil, amenazar, asustar, cobrar multas y mandar a prisión.

Pero, son tantos los delincuentes que no hay espacio en las cárceles según la directora de una prisión que hasta duermen

parados.

Anteriormente la educación incluía el golpe físico, hasta los maestros daban sus reglazos, muchos de mi generación recibimos castigos severos y comentamos que no estamos traumados.

No todos pueden decir lo mismo.

La educación que recibimos tenía como base: el respeto, la disciplina, el temor a los padres y a Dios.

Las reglas tan estrictas nos dieron formación y mucha tolerancia a la frustración.

Desde que entró la psicología en los medios de comunicación, el enfoque fue el maltrato físico y psicológico y se cometió el error de decir que todo es trauma.

Así que pasamos de la cultura autoritaria al extremo de la permisividad y el consumismo.

Hoy en día los hijos se han vuelto pasivos, dependientes de la tecnología y de sus padres, de manera que se han incrementado los

“ninis”.

Los padres no saben cómo educar, no quieren el modelo de sus padres y no saben poner los límites con firmeza.

Pegar a su hijo es legal en los 50 estados de los Estados

Unidos cuando se trata de ejercer disciplina.

No hay una ley federal que regule cómo actuar en estos casos y cada estado posee sus propias leyes que determinan cuándo se cruza la línea entre la disciplina y el abuso.

Incluso es legal dar nalgadas o golpear a los niños en las

escuelas públicas de 19 estados como una forma de imponer disciplina.

craveloygalindo@gmail.com

 

De mis bendiciones a Raúl Gómez Espinosa
06 de Abril de 2021

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Los quince años de Reportajes Metropolitanos de Elvia Andrade Barajas, con quien bailamos su primer vals, nos hace recordar la estatua "El Pensador" del escultor francés Auguste Rodin, como una de las esculturas más famosas del siglo XX.

Esta obra fue encargada por el Museo de Arte Francés de París para que sirviera como parte de una gran puerta basada en la "Divina Comedia" de Dante Alighieri, y su construcción se completó en 1904.

Representa grandes ideas y una constante pregunta sobre el significado de existencia y el mundo que nos rodea.

Tal y como leemos, en su medio digital diario, el contenido del acontecer nacional.

Ello nos animó a responder con alegría y verdad, el porqué de Mis Bendiciones. Y su acogida para publicarlas.

Con su franqueza acostumbrada el maestro José Antonio Aspiros Villagómez, se refiere al adjetivo de periodista. Y nos dice:

“En cuanto a mí, habrá colegas del CPP que discrepen de lo dicho en la ventaneada cuando lean tus Nubes, pero no importa, porque siempre estoy dispuesto a sostener en público lo que digo en privado.

En particular sobre la edición de libros, ya sin la editorial del Club lamento que no se haya celebrado en la actualidad el esperado convenio con la Universidad Autónoma de Hidalgo.

Y en cuanto a ser periodista o solamente reportero, me faltó agregar que en los estudios de licenciatura también enseñan a trabajar en los medios electrónicos (radio y tv) y digitales; alguna vez (2006) me entrevistaron dos alumnos en el estudio de televisión de la (mi) Escuela 'Carlos Septién García'.

Cuando estudié, mi maestro de televisión fue don Jesús Elizarrarás.

Y como dato adicional, doña Ana Salado Álvarez, a quien mencionaste antes en otras Nubes, fue mi maestra de historia del periodismo.

También me dieron clases don Armando Rivas Torres y don Vicente Leñero entre otros conocidos periodistas.

Don Miguel Castro Ruiz nos daba conferencias con frecuencia. Todo eso entre 1960 y 1964, mis años escolares.

Lo demás lo aprendí en la práctica (la calle y las salas de redacción) y a través de muchas lecturas de libros especializados.

Salud. JAAV”.

Contigo, don José Antonio, aprendemos cada día más. Te explicamos que sería imperdonable no mencionar a quien apoyó la edición de Mis Bendiciones.

Y sus puntos de vista para publicarlo por el Club Primera Plana --dos mil ejemplares en su primera edición-- el 10 de noviembre de 2011.

El entonces presidente Raúl Gómez Espinosa 2009-2011

presentó ente el Consejo Editorial, la razón en que basó su estímulo.

Con justa arrogancia, la reproducimos integra.

“Carlos Ravelo Galindo escritor y periodista de un indudable valor profesional, nos deleita revelando sus recuerdos e impresiones, en su paso por las redacciones periodísticas que conoció al dedillo, con los relatos acuciosos que le tocó compartir con los personajes más lúcidos del periodismo que se fue, con las sutiles insinuaciones para los que saben leer, con el pícaro, pero decente doble sentido de las palabras.

“Con su texto “Mis Bendiciones”, una obra más de su fructífero paso por los medios de comunicación, en los que le gusta presumir muy fundamentalmente, de Reportero y tiene toda la razón de hacerlo y el apoyo de lo mejor del gremio: El Club Primera Plana.

“En su larga carrera en las páginas del inolvidable Excélsior que le permitió estar cerca de grandes personalidades del periodismo nacional o de sucesos de gran relevancia para la gente pensante el país, se desenvuelve en sus relatos con una prosa ligera que fluye con corrección y estilo propio.

“La Lectura, apenas alcanzada por la vista por la profundidad en que se mueven los acontecimientos de lugares, personas y fechas que nos relata con lujo de detalles en los que quizá proponiéndose, bajo el apremio y ritmo cambiante de las noticias esté comparando o recordando cuando el periodismo talentoso de a de veras, no se subía a las rotativas moviendo una teclas de las computadoras.

“Había tanta capacidad ayer como hoy hay facilidad, se trabajaba con la inteligencia y el talento desde la recolección de la noticia por el reportero con la libreta y la máquina de escribir, pasando a las jefaturas de redacción para llegar hasta la opinión editorial, que siendo de antaño evidentemente propia en sus contenidos , críticos y de indudable sentido social, no deja lugar a dudas por su nitidez que

sugiere que las similitudes en su trabajo de campo y de opinión crítica, son más importantes que las diferencias con los grupos de interés.

“Durante la amena lectura del texto de principio a fin, nos parece obligado reconocer dos cosas, cuando menos de una gran variedad de aciertos literarios ante todo que sus jocosas y sanas ironías llenas de gracia rivalizan a su favor primero por sus muestras de sinceridad, capacidad y talento y segundo por el conocimiento de los temas, circunstancias, personas y los objetivos que llegan con esta obra a los actuales y futuros reportero, columnistas, redactores, correctores y jefes y directores de los principales diarios y revistas o las televisoras del país que Carlos Ravelo Galindo, es un maestro del periodismo a quien tratar de seguir, que no oculto lo que le enseñaron sus maestros, a los que identifica uno por uno dando las razones y los perfiles por el reconocimiento que de ellos hace en sus páginas.

“Mis Bendiciones es un libro exquisito, va de página en página, abriendo recuerdos de personas y acontecimientos que se registraron seguramente en su momento y su circunstancia en Primera Plana de los medios del país, por ello lo recomendamos ampliamente con la felicitación y el agradecimiento al autor por estos momentos felices de su lectura.

“Raúl Gómez Espinosa, presidente del Club Primera Plana 2009-2011”.

Con la gratitud y bendición adjunta prometemos volver a leerlo. Ya nos entusiasmaron los amigos.

craveloygalindo@gmail.com

 


Hablar de Felicidad en estos tiempos
05 de Abril de 2021

Carlos Ravelo Galindo, afirma:

Pero sobre todo en la resurrección o de gloria, cae como bendición. Decimos semana de pascua.

Nos recuerda que caemos con facilidad en las trampas mortales del autoritarismo. Del orgullo que desprecia. Del apego a los bienes y a las cosas.

De la búsqueda del placer o de la envidia y la rivalidad excesiva.

Sin más, y eso agradecemos profundamente, Rosa Chávez Cárdenas nos mueve el tapete. Y nos pregunta con gran sabiduría, que a ella sobra. Pero, como hoy, a veces comparte.

Lo que escribe es, perdónenos el adjetivo, sencillamente inmejorable. Díganos si no tenemos, como pocas veces, razón.

Qué tal si cambiáramos la conversación, dejamos la política, la pandemia y hablamos del amor, la felicidad, lo bonito que se siente recibir un abrazo, una motivación, un gracias por tu ayuda.

Cuando un familiar, un amigo te dice: “¿te puedo ayudar en algo?

Pero, la economía, la política, los fracasos, las frustraciones, siempre son el tema de conversación.

“Estamos contagiados por la ira” dice Svetlana Alexiévich, premio Nobel de Literatura (2015)

Las nuevas generaciones tienen poca tolerancia a la frustración, se les olvida lo que los sobrevivientes sufrieron en la guerra, el Holocausto, la guerra cristera, la revolución y la independencia, entonces si había pobreza y hambre.

Viven en un mundo virtual, piensan que esos acontecimientos son películas de ficción.

Hoy en día estamos enojados, a la defensiva, la cultura desechable, hedonista y el consumismo nos atrapan.

Los jóvenes todo tienen a la mano, pero no saben cómo llenar el vacío, buscan placer en estimulantes, en todo tipo de sustancias legales e ilegales. No entienden que la felicidad está en su interior, en aceptarse como son y cultivar la autoestima que hasta pagan por encontrarla.

Pregunté a un adolescente: “¿qué es el amor?

Al joven lo abandonó su madre de niño y me respondió: “una forma de apreciar las cosas, de tal forma que nadie lo hace como tú”

Un adulto estresado: “no tengo tiempo para encontrarla me la paso trabajando”

La felicidad en América Latina ha caído, países como México, Chile, Perú, registran una baja hasta del 26% según un estudio llevado a cabo por Global Happines 2020, las personas, están tan de prisa que ni siquiera están conscientes de las variables que afectan su estado de ánimo.

La felicidad depende en la dimensión más profunda de la satisfacción de vivir la vida como la planearon y en la dimensión superficial con los momentos de felicidad y el bienestar emocional del día.

La más nueva es la dimensión del “bienestar emocional digital” en donde ocurren situaciones como: la dependencia emocional, el estrés, la angustia por la conectividad y las relaciones distorsionadas.

La era digital ha dado lugar a una nueva realidad en la que nos movemos en dos dimensiones: el virtual y el físico, transitamos sin limitaciones en ambos espacios.

En el tema de la salud mental, muchos están afectados por el confinamiento, por el miedo a enfermar y morir al enterarse de los miles de fallecidos.

Otros se sienten solos, desprotegidos, no ven la luz al final del túnel, afectados por la crisis económica.

Hace falta construir nuestro bienestar emocional, físico, emocional y digital.

Y nos ofrece algunas Sugerencias.

Organiza el lugar de trabajo, el horario, desconéctate, deja tiempo para descansar.

Cultiva el optimismo, aléjate de las aves de mal agüero y de las profecías que anuncian que tendremos rebrotes de infecciones.

Trata de convivir de manera presencial y de manera digital con los que tienes lejos.

Convive con la naturaleza.

La felicidad está en lo simple, lo cotidiano, pertenecemos al reino animal, las necesidades básicas son: comer, dormir y reproducirnos, con la diferencia que si queremos podemos sentir placer al alimentarnos y al hacer el amor; la libido disminuye por falta de creatividad.

Estamos atrapados en la tecnología, pero, no es lo mismo trabajar que ser adicto y perder el tiempo en ver tonterías. La vacuna

no es el único remedio, es necesario el cuidado personal: nutrirse, ejercitarse, dormir y contar con una buena actitud mental.

El planeta sufre por nuestra irresponsabilidad.

Qué tal si poner nuestro granito de arena y cooperamos a revertir el desastre que nos espera si no hacemos nada por cuidar lo que la naturaleza nos ofrece. Nuestro sistema de defensas es una inversión, gracias a ese sistema seguimos reproduciéndonos como especie.

Los fármacos se deben utilizar solo en casos muy especiales, enriquecen a la Industria farmacéutica y empobrecen al Sistema Inmunológico.

Que alegría, palabra, haberla leído.

craveloygalindo@gmail.com

 


De mis bendiciones 31
01 de Abril de 2021

Carlos Ravelo Galindo, afirma

Como si fuera ayer. Más de lo mismo. Sabio pronóstico.

Benditos todos los que practican el periodismo

El nuevo presidente del Club Primera Plana, Raúl Gómez Espinosa afirmó que hoy más que nunca la unidad del gremio es fundamental para superar la grave crisis económica, social y política que vive el país y que afecta sensiblemente la actividad periodística.

En 2009 se ha percibido con profunda preocupación cómo el país se deshace día a día. No hay indicador en lo económico o lo social que no muestre un grave deterioro del tejido social y los riesgos de un cercano estallido social.

Lo expresó al encabezar la XVIII Entrega de Reconocimientos por Trayectoria Periodística 2009, que se enmarcó en los festejos conmemorativos del Cincuenta Aniversario de la fundación del Club Primera Plana.

A la cual asistieron periodistas galardonados de prensa, radio y televisión de 22 estados de la República, además del Distrito Federal, así como distinguidas personalidades como el doctor Rodolfo Campos Bravo oficial mayor de la FSTSE, en representación del presidente de esta central de trabajadores, diputado Joel Ayala Almeida, a quien el licenciado Gómez Espinosa agradeció de manera muy especial su siempre solidario apoyo y anfitrionía para la realización de esta magna celebración, como en otras.

En este marco enfatizó que México enfrenta una de las peores crisis económicas de los tiempos recientes con 80 millones de pobres, 60 millones en situación de pobreza extrema y es también, agregó millonaria la cifra de jóvenes desempleados sin ninguna esperanza de encontrar un empleo, por lo que muchos de ellos son reclutados, ante la desesperación, por el crimen organizado.

Y expuso que en los primeros ocho meses del 2009 se han perdido en el país 600 mil empleos formales y, de acuerdo al Inegi, el número de desempleados alcanzan ya los 2.6 millones y va en ascenso.

Ante este escenario, abundó el presidente del Club Primera Plana, la economía informal se convierte en la única opción para miles de desempleados antes de caer en la desesperación y sumarse a las redes de la delincuencia.

Ante ellos el presidente del Club Primera Plana lamentó que las perspectivas para el 2010 sean aún más inquietantes: Agustín Carstens, responsable de las finanzas públicas federales, “nos habla de un catarrito que ya se convirtió en una crisis sin precedentes, con un boquete de 300 mil millones de pesos, producto de la caída estrepitosa de los ingresos fiscales, del desplome del precio del petróleo y la baja sensible en el envío de remesas; ahora si, nos habla ya de recortes en los programas sociales, en la inversión en infraestructura y del despido masivo de trabajadores”.

O sea, más desempleo, más inseguridad pública, más crisis alimentaria, más crisis educativa, más corrupción, más impunidad, más desigualdad social, más concentración de la riqueza en pocas manos y riesgo inminente de ingobernabilidad.

Ante este escenario, inédito en la historia del país, se debe hacer un alto en el camino, analizar y evaluar el origen estructural de los grandes problemas y aceptar que el modelo seguido desde hace más de 20 años, lo único que ha logrado es ampliar los rezagos y la injusticia social.

No obstante, el presidente Felipe Calderón lo premia con la gubernatura del Banco de México y pone en Hacienda al señor Cordero que suspira por la jefatura del país en 20l2.

“Como lo señalo recientemente el Dr. José Narro, rector de nuestra máxima casa de estudios, --agregó Raúl Gómez --, las iniciativas para superar la emergencia no deben trasladar los costos a los más afectados por la crisis, en cuyo origen no tienen que ver, y sí la codicia de unos cuantos y la obstinación de seguir un modelo que a todas luces hoy no es el adecuado para nuestra realidad”.

Hoy más que nunca, insistió, se debe fortalecer la unidad de los periodistas en todo el país, es fundamental trabajar juntos para superar la atmósfera de acoso y agresión contra los medios y periodistas.

Se debe recordar, dijo, que menos libertad de expresión también es menos democracia. No es posible que el número de atentados mortales contra periodistas alcance la funesta cifra de cientos de asesinatos.

No es aceptable, bajo ninguna circunstancia, que en los últimos tres años se tenga a periodistas asesinados cada mes, lo que convierte a México en el país más peligroso para ejercer la actividad periodística.

“Por eso hoy promovemos conjuntamente con otras organizaciones de periodistas, diversas reformas en el ámbito legislativo a fin de elevar a rango de subprocuraduría a la fiscalía especial para delitos contra medios y periodistas, de la Procuraduría General de la República, la federalización de los delitos contra periodistas, las despenalización de los delitos de difamación y calumnias en las legislaciones estatales y la elevación a rango constitucional el secreto profesional”, sostuvo el licenciado Gómez Espinosa.

En estos tiempos de adversidad, reiteró el presidente del Club Primera Plana, se pone a prueba la templanza de la sociedad.

Hoy existe la convicción de que los cambios están más allá del Estado y de los tradicionales poderes fácticos; se requiere frescura y creatividad en las propuestas, pero sobre todo compromiso acreditado con el país.

“Como nunca, los mexicanos requerimos de un nuevo y eficaz Estado, un gobierno que aleje de nuestra vida cotidiana: el temor, la frustración, el desaliento, el rencor social, la mezquindad, el descontento y la desigualdad.

Necesitamos un Estado mexicano que lleve al país a la estabilidad, al progreso, a la justicia, a la gobernabilidad, al crecimiento, a las oportunidades para todos, a recuperar la esperanza en el futuro manifestó.

El licenciado Gómez Espinosa sostuvo que hoy es la ocasión histórica para la construcción de “un destino común” de una nueva conciencia nacional, de la unidad de propósitos y de esfuerzos, que permitan remontar las adversidades y el desaliento.

De una indispensable unidad, producto del debate de las ideas, de la tolerancia, del respeto a la diversidad, unidad, que se traduzca en cohesión social, en el que estemos todos juntos por un interés superior que es México.

Que es ni más ni menos lo que añora el respetado y respetable nuestro amado Club Primera Plana.

Premio periodístico

El doctor Rodolfo Campos Bravo, oficial mayor de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (Fstse), a nombre del diputado Joel Ayala Almeida, secretario general de esa central de trabajadores, entregó las recompensas a los ganadores del Primer Premio Nacional de Periodismo sobre la Proyección del Sindicalismo en México.

El primer lugar de este certamen periodístico auspiciado por el Club Primera Plana, fue para Josué Beutelspacher Huizar, en tanto que el segundo sitio lo ocupó Armando Cruz Sánchez y el tercer espacio se le otorgó a Ignacio Zúñiga González, todos ellos periodistas de probada trayectoria profesional.

Este año, 2010, es de gran trascendencia en la vida institucional de nuestro querido Club.

Celebramos sus cincuenta aniversarios, que implica un reto de organización para realizarlo con decoro como amerita esta magna celebración.

Para ello, se creó una comisión que coordina las actividades de estos festejos.

Un concierto de gala a cargo del maestro Miguel Berna!, director de la Orquesta de Cámara de la Ciudad de México y la acuñación de una moneda conmemorativa del cincuenta aniversario.

Y una cena de gala en una de las instalaciones del Instituto Politécnico Nacional, que comulga con el pensamiento del periodismo libre mexicano. Obviamente del Club Primera Plana.

Honrar a los nuestros nos honra a todos.

Reconocer el mérito, la capacidad, la estatura de otros, eleva el orgullo de nuestra identidad y el sentido de pertenencia y esto.

Hoy nos convoca a la memoria de un gran mexicano: Don Federico Barrera Fuentes.

Por tal motivo se fundirá un busto-homenaje y dos réplicas, que serán descubiertas en el Club Primera Plana; en la casa de Coahuila por ser oriundo de esa entidad y ampliamente reconocido y apreciado por esa comunidad del norte del país y en la sala de prensa de la Cámara de Diputados que la honra con su nombre.

No podemos seguir adelante en este libro sin reconocer que con el nuevo escenario que se vive actualmente en el país debemos ser capaces de ver hacia adelante, volvamos a pensar en grande.

Sólo cuando pensamos así, la nación cobra vida, gana futuro, crece, supera cualquier adversidad y nos llena de orgullo el ser comunicadores.

En épocas complejas, de confusión, de discordia, de inseguridad, es cuando necesitamos más y mejores periodistas para tener un país viable. Sin prensa libre, nuestra incipiente democracia se perderá.

Hay que leer. Escribir. Hablar, pero sobre todo saber comprender y asimilarlo. Solamente así, de este modo, podremos avanzar y

demostrar, aún, a la nueva generación que viejos periodistas, no periodistas viejos, muchos de nosotros seguimos en la brega y diario, desde que sale el sol o llega la luna, aprendemos algo.

Debemos ser la primavera del invierno. El verano de nuestro otoño. Pero siempre, ante la adversidad, la entereza. Ante el desenfreno, la concordia. Y ante el mundo reciclado, la verdad de siempre.

Por eso digo que cuando yo muera, se acabará el mundo. No antes. Así que no hay que hacer caso a los agoreros, que predican con la esperanza de que sigan muchos creyendo en sus predicciones dogmáticas.

Debería concluir aquí mi relato. Con Mis Bendiciones.

Antes preguntarles, como hace miles de años se hicieron demagógicamente gobernantes, políticos, dictadores: ¿Qué país vamos a heredar a nuestros hijos?

Es, en verdad, algo recurrente, cada sexenio, y no solamente en México, sino hoy lo vemos, en otras partes del mundo.

Me atrevería como colofón y en forma por demás irónica preguntar a los actuales políticos. A los que se llama intelectuales, a los pobres, a los ricos, a los dueños de todo; a quienes nada tienen, si están de acuerdo en que el país, la nación que heredarán nuestros hijos, como nuestros ancestros también recibieron en su época, cambiará o seguirá como siempre:

La alegría de saber que nada nuevo sucederá. Que nuestros hijos recibirán lo mismo de siempre. Y sus hijos de sus hijos, lo mismo.

Pero claro con la risa de quienes, como dijera Oscar Wilde, hace muchos siglos los vencedores y los ricos, seguirán esclavizando a los vencidos y a nosotros los pobres, respectivamente, que nos dejamos.

Por eso, mi despedida es para todos, ustedes y yo, con una sonora carcajada, que es lo único que no nos cobran.

Y regreso a nuestra comida de los cuates, en donde todos comemos, todos platicamos, todos nos criticamos, todos nos queremos, pero no todos la pagamos.

Benditos sean todos.

craveloygalindo@gmail.com